La Restauradora de Amanda Stevens

La Restauradora. Amanda Stevens. reseña la restauradora de amanda stevens#1 de La Reina del Cementerio.

  • Nº páginas: 368
  • Editorial: Roca Editorial
  • ISBN: 9788499187112
  • Serie: La Reina del Cementerio

¡Hola a tod@s!

Empiezo el especial La Reina del Cementerio, de Amanda Stevens. Como ya comenté en la entrada de la precuela de esta serie, este mes me centraré en los tres libros que la componen. Para las que sean apasionadas de estos libros y de la misma autora, sabed que se espera la publicación del cuarto libro de la serie este mismo año.

Volviendo al objetivo de esta entrada, he de decir que La Restauradora me ha sorprendido gustándome más de lo que me esperaba. Igual que se preveía después de la lectura de la precuela, esta novela gótica tiene un trasfondo romántico y un argumento dinámico y terrorífico, que te quitará el aliento en más de una ocasión y no te dejará parar.

Amelia me pareció un personaje fantástico. Muy dedicada a su trabajo de restauradora de cementerios (por cierto, un trabajo escalofriante para mi gusto), guarda un secreto aterrador que la convierte en pieza clave de la investigación de una serie de asesinatos que van sucediendo. Me pareció una mujer peculiar, muy educada e inteligente, y la ternura que me transmitió a medida que pasaba las hojas me hacía pensar que en realidad era insegura.

Y ahí va el personaje masculino… ¡John Devlin! Solo voy a decir que me he enamorado. Punto.

Ahora en serio… Pretende ser el típico personaje misterioso e inteligente, con una historia oscura detrás, de facciones y cuerpo espectacular como era de esperar, y por supuesto que mantiene el control sobre sus emociones a la perfección. Pero me sorprendió la fidelidad con la que Amanda Stevens se agarra a esta definición durante toda la trama, desvelando con cuentagotas la historia de este personaje. Tan misterioso se vuelve que, ahora que terminé el libro, todavía quedan cosas en el tintero sobre John Devlin. Lo cual me provoca auténtica ansiedad por leer el siguiente…

No solo está John Devlin (aunque para mi todo lo demás se haya convertido en secundario), sino que nos vamos encontrando con varios personajes más, cada uno con su papel determinado en la investigación de los asesinatos. Y luego está la descripción de Charleston, el pueblo en el que se desarrolla la acción, de los diferentes cementerios, de mausoleos, túneles secretos, jardines… Todo muy bien detallado, con olores incluidos, que te hacen visualizar los escenarios a la perfección. Todo muy romántico, melancólico… La verdad es que me ha encantado. De hecho, en más de una ocasión me entraron ganas de visitar Charleston…

Para las que esperáis encontraros con amor y desenfreno, olvidadlo. Es muy escaso, aunque intenso. Quizás es lo único que eché en falta, aunque sea un poco de pasión contenida, algún indicio firme de que se desean… Pero no os preocupéis, hay suficientes interrogatorios en relación a la investigación como para poder olvidar (o aunque sea perdonar…) el amor entre esos dos.

El final es genial y desvela gran parte de mis dudas… Pero no todas… Así que, hecha una maraña de interrogantes y con ganas de seguir descubriendo el mundo de Amelia… ¡Sigo con esta serie más adelante!

Un saludo,

Hannah