Cuarta lectura breve de agosto

Confieso que el teatro no es uno de mis fuertes… Al contrario que la poesía, se me hace demasiado acelerado. Pero, ya que he tocado cuentos, poesía, narrativa, ¿cómo iba a dejar de lado el teatro? Por supuesto, traigo uno de los dramaturgos más geniales e intensos que se haya conocido jamás. William Shakespeare.william-shakespeare

Confieso también que su uso del lenguaje a veces me parece complicado pero quizás por eso mismo me gusta, porque me lo tomo con más calma, porque me obliga a detenerme en el significado de las frases, imaginármelas. He leído muchas obras de Shakespeare, curiosamente Romeo y Julieta no, ya no de forma obligada como tarea escolar, sino por puro hobby, por curiosidad. A nivel personal me quedo con la oscuridad de Macbeth pero para vosotros traigo Noche de reyes (o bien Noche de reyes o lo que queráis). No solo es considerada una de sus comedias más graciosas, sino que creo que reúne todo el absurdo que una comedia debe reunir. Pero además, incluso se puede saborear algo de dramatismo en algún que otro personaje, lo justo para que a uno no se le olvide a quién está leyendo. ¡Perfecta para el verano!

Como siempre, os dejo el comienzo por si despierta la curiosidad en alguien más:

Música. Entran Orsino, Duque de Iliria, Curio y otros caballeros:

ORSINO

Si el amor se alimenta de música,

seguid tocando; dádmela en exceso,

que, saciándome, repugne al apetito y muera.

¡Repetid la melodía! Tenía una cadencia…

Acarició mis oídos como el dulce son

que, alentando sobre un lecho de violetas,

roba y regala perfume. ¡Ya es bastante!

Ahora no es tan grata como lo era antes.

¡Espíritu de amor! ¡Qué vivo y qué voraz!

Tienes la capacidad de los océanos

y, sin embargo, en ti no entra nada,

por exceso que sea su valor,

sin que pierda su precio y estima

en un momento. Tan fantástico es el amor

que todo él es una fantasía.

CURIO

¿Vais a cazar, señor?

ORSINO

¿Qué, Curio?

CURIO

La corza.

ORSINO

Ya lo hago: la más notable que hay.

Cuando la vi por vez primera, Olivia

purificaba el aire pestilente.

Me convertí al instante en una corza

y, desde entonces, mis deseos me persiguen

como perros crueles y feroces.

¿Alguien que se haya leído a Shakespeare?

Un besito,

Hannah

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s